podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

domingo, diciembre 11, 2011

DE CUANDO AUGUSTA EMERITA E HISPANIA ERAN ÁFRICA.

Y es que señores, antes de Sakhira, muchos hechos dijeron que Hispania y especialmente  Augusta Emerita, durante los reinados de Leovigildo y de Recaredo, es decir que esto era África; así San Masona de Mérida en el tercer concilio de Toledo es San Cipriano en las reuniones sinodales africanas, los primeros obispos santos como los de África son los emeritenses, las basílicas hispanas que se levantan son de doble ábside como en África, nuestros godos tienen nombres bereberes o púnicos, el obispo San Inocencio introduce las rogativas bereberes y púnicas por la lluvia, el antiarrianismo hispano es una transposición del africano;  y, por fin,  san Masona como su paisano San Agustín trata de reconciliar a las Iglesias de Roma y Donatista; pero esta labor, In Fide et Unitate,  sólo la culmina San Masona si bien siguiendo los pasos de San Agustín: el martirologio africano era excesivamente chovinista y, por tanto, excluyente,  nos refiere Hamman; por tanto el Obispo de Hipona intentó, a través de sus sermones, introducir el culto de mártires hispanos y romanos; a su vez San Masona, una vez  en el seno de la Iglesia romana, debió mostrar la unidad en la fe soñada por San Agustín a través de la erección en Mérida de una Basílica a uno de los mártires más conspicuos de Roma: San Lorenzo; con ello se ponía fin pacífico a uno de los cismas que más dolor y sangre pueda haber causado entre los cristianos.

Y es que, sin duda, esta  Ciudad, Mérida, y su Mártir, Eulalia, tienen algo de muy especial…; pero a nosotros nos corresponde enfocarles con la otra mirada y hacerle la otra lectura a que José Luís de la Barrera nos ha invitado.

Buenas noches.