podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

viernes, diciembre 24, 2010

DEL BUEN PASTOR Y DEL MEJOR CORDERO O LA LEY DE ENTROPÍA Y ALEGRE Y DESENFADADO RECREO POR EL ANTIGUO SIMBOLISMO CRISTIANO. Antonio Mateos Martín de Rodrig

En las más de las ocasiones, incluso entre muy instruidos sabios de expresa filiación cristiana, algunos símbolos cristianos y sus significados están considerados como de origen idolátrico y sustitución de estos; especialmente el símbolo del “Buen Pastor” por el sólo hecho, comprobable, de que los cristianos utilizaban los mismos “cartones” para su trazado; sin embargo estos símbolos, por encima de las lógicas, naturales y circunstanciales coincidencias formales, poseían una carga simbólica específica y únicamente cristiana. El símbolo del “Buen Pastor” es el mejor ejemplo ya que resume o bosqueja, a modo de simple parábola, la Historia, peregrina, de la Humanidad por una Tierra No Prometida.

El día 24 de diciembre de 2006 mientras acompañaba a mi madre, junto con mi esposa e hijas en la misa de su residencia, le oí en la homilía al sacerdote cuestionarse sobre el misterio de por qué Jesús nació en un establo (Lucas 2, 7) pudiendo, claro, haber nacido en cualquier otro lugar aunque pobre más decoroso…; suponía expresamente el celebrante que los excrementos de los animales y los propios animales eran poco apropiados para dar la bienvenida a Dios hecho Carne.

Yo no sé si el bueno de este sacerdote ha conocido ciertas realidades no lejanas en el tiempo; pero los establos o las cuadras, lugares en el que se conjugan las boñigas y la paja, eran resguardo muy socorridos para los viajeros pobres o quienes no disponían de posada como fue el caso de María y de José en los caravansares de la época (Marcos, 2,7); por sí mismos los establos engendraban calor tan suficiente cual barato; también ocurría los mismo en las estercoleras; y por de más el estiércol era un bien preciado tal como aseguraba un antiguo dicho según el cual si los ladrones supiesen el valor del estiércol no robarían otra cosa; pero hay más bastante: el germinador natural de las semillas es el estiércol; de hecho las semillas se ponían comúnmente en invierno sobre un lecho de estiércol denominado “cama caliente” el cual les proporcionaba artificialmente la temperatura requerida para adelantar su germinación.

Pero este uso de economía energética tiene una explicación científica, acaso, derivada de una explicación sino de una disposición teológica superior…: la Ley de Entropía ; según ésta el elemento dotado de más calor lo comparte con el más frío. Incluso, a fuer de ser sincero, el dogma cristiano de la “comunión de los santos (Hechos. 2, 44-47)”, sólo se explica y entiende a través de esta Ley.
Por otra parte qué mejor lugar para un Niño que estaba de tránsito, el pastor antiguo siempre era trashumante, y que no debía de criar apego ninguno por lo cosas porque, incluso, vino a los suyos y no lo conocieron (Juan 1,11), que además reconoció públicamente que su “reino no era de este mundo (Juan 18,36)” y que no tenía interés ninguno en poseer peculio propio (Mateo, 6,25-34).
Pero inmediatamente mi “ordenador” cerebral… me trajo la imagen de Jesucristo como el “Buen Pastor”, imagen tan repetida en las catacumbas cristianas como las de San Calixto en Roma. Y, claro, que ahí podía estar otra explicación bien sencilla: la clave simbólica en forma de sencillísima parábola pictórica.

Y es que el Simbolismo es como la re- creación del mundo pero en sentido inverso: si Dios creó el mundo a través de la palabra previamente pensada (Gén. 1,3) el hombre lo re-crea también a través de la palabra, es decir a través de su interpretación en el pensamiento.

Y claro que ahí estaba la clave: los primeros seres que le dieron al Niño su calor fueron los animales, los primeros humanos que fueron a reconocer al Niño eran gentes del gremio bucólico, gentes del cayado y del zurrón, pastores (Lucas, 2,8-20).

Y es que a poco que nos esforcemos al leer el Nuevo y el Antiguo Testamentos las alusiones al pastoreo son demasiadas y siempre oportunas. Y también son más: Cristo tuvo su primer ascendiente, en sentido estricto y en contrapunto, en un jardinero u hortelano, “muy mal visto en esta Historia” por cierto, llamado Adán que, de forma obligada, abandonó la agricultura de regadío (Gén. 2, 8 y ss,); pero según Mateo la generación humana de Jesús, la generación de la esperanza(Gén. 3,15), comienza en un pastor llamado Abrahám (Mateo.1,1) y en la realeza le precede otro pastor de nombre David (Mateo. 1,6). O más: la generación de Cristo, según su padre putativo, tras el fracaso de Caín como hortelano, es otro pastor: Abel al que mata su hermano que era agricultor (Gén. 4, 1 y ss.) como insisto, el “mal visto” de esta historia, Adán.

Pero es que el mismo Cristo se declara pastor (Juan, 10, 1-21); pero Jesús a la par y por milagro de la simbología también es el “cordero (Juan 1, 29)”. Por tanto qué mejor y más digno lugar para el nacimiento tanto del “Buen Pastor” como del “Cordero” que el propio establo.

Ahora bien, haciendo referencias a este establo tan original ¿no fue el Arca de Noé el otro gran y original establo del que descendemos toda la animalidad y toda la humanidad aquí y ahora presentes (Gén., caps.7 a 9)? Y el propio Noé como pastor ¿no fue antes carpintero de ribera (Gén. 6,14-16)? -Por cierto Uruk, la ciudad del noé mesopotámico, es decir de Gilgamesh, era conocida como “redil de ovejas”. -

Además, parece ser que Jesucristo, también como Noé, además de ser realmente carpintero, posteriormente fue carpintero de ribera no en Nazaret sino a través de San Pedro que era pescador de peces y al que trasformó en una especie de Noé futuro también en sus descendientes romanos (Mateo,16,18-19 (¡encomendándole además una función eminentemente pastoril: “apacienta mis ovejas” (Juan 21, 15.),- aunque pescador sólo de hombres a través de una barco trirreme o piedra cúbica que es la iglesia y la ciudad santa de Jerusalén; y ésta como elemento de salvación universal de forma simbólica como de forma arquitectónica-.

Y más: si la red es el elemento distintivo de los pescadores no lo era menos de los pastores tradicionales para resguardar a sus ovejas; y aún algo más: San Pedro como “piedra (Juan 1, 42)” me recuerda al elemento configurador de las murallas estructurado en “espina de pez” (como las mitras episcopales y papal)…

Y recuerdo de nuevo que una de las más antiguas ciudades del mundo, Uruk, la ciudad de Gilgamesh el Noé mesopotámico, era denominada “redil de ovejas”… por sus murallas protectoras…Y es que la muralla es un curioso redil de seres humanos, es decir, “el cercádo ò corrál para encerrar el ganado. Llámase assí porque se suele formar con redes”.

Y los amantes de las simbologías más preciadas ¿podrían rechazar en Jesús la visión del trigo de los trigos, el pan de los panes (Mateo, 26,26) dispensado desde el pesebre en el que fue recostado con destino a sus propios corderos, los de su rebaño humano (Juan, 10)? O desde la Cruz en donde se conjugan las bondades a la vez del Buen Pastor (Juan 10) y del Mejor Cordero: el mismo que, sobre el madero, llevó nuestros pecados en su cuerpo, a fin de que, muertos a nuestros pecados, viviéramos para la justicia; con cuyas heridas habéis sido curados. Erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al pastor y guardián de vuestras almas(1 P 2, 24)”.

Y es que fundamentando su mensaje en realidades entonces cotidianas el Cristianismo las transciende y crea un simbolismo propio y específico, independiente y consecuente…a pesar de las lógicas coincidencias y concomitancias con el mundo idolátrico.

En la ciudad de Mérida, 26 de febrero de 2007.
publicado en la Revista Oficial de Semana Santa de la Junta de Cofradías de Mérida, año de 2007.
N.B. Los enlaces de las notas a pie de página han desaparecido
Y sucedió que… se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y le acostó en un pesebre…”.
“porque no tenían sitio en el alojamiento”.
http://es.wikipedia.org/wiki/Entrop%C3%ADa_(termodin%C3%A1mica):”...Por ejemplo, si se ponen en contacto dos trozos de metal con distinta temperatura, se anticipa que eventualmente el trozo caliente se enfriará, y el trozo frío se calentará, logrando al final una temperatura uniforme. Sin embargo, el proceso inverso, un trozo calentándose y el otro enfriándose es muy improbable a pesar de conservar la energía; El universo, tiende a distribuir la energía uniformemente, es decir, maximizar la entropía…”
A título de ejemplo práctico: “Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno…”.
“Había en la misma comarca unos pastores…Y fueron a toda prisa…”
Al día siguiente ve a Jesús venir hacia él y dice: He ahí el Cordero de Dios…
Gén. 6, 14-16. “Hazte un arca de maderas resinosas…”.
http://www.muyinteresante.es/canales/muy_esp/elamanecer/elamanecer1_1.htm
su padre lo era según Mateo 13, 55.
“…No temas. Desde ahora serás pesacador de hombres…”, Lucas,5,10
y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.16,18.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA DE LA LENGUA, Diccionario de Autoridades III, Gredos, Madrid, 1990.
Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: “Tomad, comed, éste es mi cuerpo”.
“…y doy la vida por mis ovejas”
“Y todo esto sucedió para que se cumpliera la escritura: Nos se le quebrará hueso alguno…”. Cf. la preparación del cordero pascual según Éxodo, 12, 1-12. Además 1 Cor. 5,7: “ Porque nuestro cordero pascual, Cristo, ha sido inmolado”.

No hay comentarios: