podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

jueves, septiembre 24, 2015

BARCELONA COMO CAPITAL DEL PROYECTO DE UNA NUEVA HISPANIA A TRAVÉS DE LA FIGURA DE SANTA EULALIA DE MÉRIDAPOR IMITACIÓN DEL LEVANTAMIENTO DE DON PELAYO EN ASTURIAS.


Hacia el año 635 Quirico, abad de un monasterio cercano a Barcelona, para impulsar el culto de la santa y siguiendo las resoluciones del IV Concilio de Toledo (633), edificó un monasterio, donde posteriormente se conservaron sus reliquias; recopiló los sucesos de su martirio y posiblemente compuso el himno litúrgico Fulget hic honor y los textos de una misa propia [1].

Javier Arbués Villa.


[2]

Cataluña para proclamar su independencia frente al Imperio Carolingio hubo de recurrir a la figura de Santa Eulalia de Mérida que en Asturias ya había dado muestras de su poder restaurador.

           
Sobre la figura de Santa Eulalia de Mérida se han escrito numerosos textos; en casi todos, sin embargo, aparece referida junto a otra homónima de Barcelona.
Alejandro Recio Veganzones recoge pruebas de su inexistencia, fruto de un desdoblamiento o reduplicación interesada de la mártir emeritense[3].
No obstante, la motivación subyacente del desdoblamiento de la figura de Santa Eulalia de Barcelona, fundamentalmente, obedecía a razones de índole política.
Y así Alfonso II el Casto había interpretado, nos dicen Ana Gutiérrez y Eva Ouil, que las reliquias conferían carácter divino a su poder[4].
José Luis de la Barrera Antón, tras evaluar los sucesos próximos a la fecha del descubrimiento de los restos de Santa Eulalia de Barcelona, interpreta, según nos comunicó personalmente, la existencia de un trasfondo político en la “invención” del descubrimiento de la tumba de Santa Eulalia de Barcelona; en efecto, poco antes, en el año 877, Wifredo comenzó a actuar de forma casi independiente respecto del Reino Carolingio[5].
A su vez Paul Lefrancq describe cierta similitud en la “invención” o descubrimiento de la tumba de la Santa Eulalia barcelonesa con el descubrimiento[6] de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela[7].
De aquí que los comienzos de la Reconquista catalana sean presentados “ex nihilo” y qué mejor prueba que el olvido total de la tumba de su santa Eulalia barcelonesa, como el olvido de todas las contribuciones foráneas según dedujo José Antonio Maraval[8].
Coincidiendo con José Luis de la Barrera explica Lefrancq el trasfondo político; como sucedió en los casos de Leovigildo y Pelayo, sólo las reliquias de Santa Eulalia podían ser estandartes o banderas de nuevos Estados; y a tal aspiraba entonces la Marca Catalana[9].
En realidad este hecho sucede en el peor de los momentos para el reino franco que, a principios del siglo IX, le había arrebatado a los musulmanes el control de Cataluña; en palabras de W.E.D. Allen la debilidad de la monarquía franca tras Fontenay (año 841)... que, según el mismo autor coincide con un momento propicio ya que “había muchos indicios de una reactivación política y religiosa entre los pueblos de la península, todavía cristianos y levantamientos... frecuentes y significativos, como por ejemplo ocurrió en Mérida (828-38) y en Toledo (831)[10]”.
Carmelo Viñas y Mey presenta el fenómeno del desdoblamiento de santos, en concreto el de Santa Eulalia de Barcelona respecto de la emeritense, como un fenómeno que acompaña la progresión territorial de la reconquista[11].
Y la aparición en la escena bélica de Santiago, el de Compostela, según interpreta Viñas, también fue un desdoblamiento de Santa Eulalia aunque Viñas sólo lo indique[12].
Para nosotros, sin embargo, es consecuencia de la continuidad visigoda que se le da a la monarquía asturiana a partir del siglo IX. Santiago sustituye a Santa Eulalia de Mérida simplemente porque la mártir toledana, Santa Leocadia, nunca fue considerada patrona militar.
Los desdoblamientos de santos tenían sus orígenes en suplantaciones comenzadas en la Italia del siglo VI; Jean-Charles Picard dice que entonces se recurre a reescribir la historia de las ciudades para adaptar sus inicios cristianos a los de la predicación de los Apóstoles[13]”.
También José Antonio Maraval llegó a descifrar la causa más íntima de los desdoblamientos de Santa Eulalia; en especial el barcelonés: el levantamiento de Pelayo fue el ejemplo, el modelo, el paradigma de los levantamientos cristianos posteriores contra los musulmanes[14].
Y en aquel levantamiento primero se encontraba... Santa Eulalia de Mérida.


 Pelayo es coronado rey; para él fue fundamental la ayuda de Santa Eulalia; leyendo a Luis de Hoyos Sáinz y a Eduardo Hernández-Pacheco esta “ayuda” era algo más que lógica... desde la protohistoria y, por causas naturales, Extremadura y los extremeños vertebran  España.

 Señora nacida de Ningal jubilosamente para la alegría,
como a un dragón se te ha dado  (fuerza de) aniquilamiento,
Inanna, nacida de Ningal jubilosamente para la alegría,
como a un dragón se te ha dado (fuerza ) de aniquilamiento[16]”.
...
Señora, frente a la que nadie se mantiene firme en
la lucha, gran hija de Zu-en, que se levanta
en el cielo, que irradia pavoroso prestigio,
a ti te aclama él, que está allí inasequible en su fuerza
 masculina, en la lucha como en una fiesta,
destruye para ti con fuerza pavorosa las casas en el pais enemigo...
Inannna, frente a la que nadie se mantiene firme en
la lucha, gran de Zu-en, que se levanta
en el cielo, que irradia pavoroso prestigio...[17].
Himno  sumerio a Inanna.


 [18]Según Joseph de Sagarra y de Baldrich la Monarquía española tuvo sus orígenes en Barcelona en la época de Ataulfo.





[1] p.3812.
[2] Jacinto Verdaguer.
[3] “...quiero hacer constar, frente a la opinión de ilustres liturgistas y hagiógrafos catalanes, que hoy la crítica histórica y la hagiografía sólo reconocen la existencia de una sola Santa Eulalia de Mérida, y no admiten el desdoble de la misma mártir emeritense, de la que una reliquia insigne de la misma, en Barcelona, dio origen, a mediados del siglo IX, por un fenómeno devocional, a otra santa del mismo nombre, en la ciudad Condal. No insistiré aquí sobre el particular, por creer superado tal problema devocional -hasta el presente defendido por algunos autores modernos-, pues mis argumentos y los de otros escritores han sido en la actualidad aceptados”. p.81
[4] p.34.
[5] p. 142, ver José Luis Martín.
[6] Pérez de Urbel, aseguraba Sánchez-Albornoz, dice que las reliquias de Santiago habrían sido llevadas a Galicia por los emeritenses: “ Cuando los musulmanes invadieron la Lusitania la clerecía emeritense habría huído a Galicia con tales reliquias y los clérigos de santa María las habrían depositado en una iglesia levantada en Compostela en honor de la madre de Dios.”. p. 269. Pérez de Urbel se basaba en el descubrimiento de la lápida de consagración de una iglesia dedicada a  Santa María.
[7] p.305. “Sin embargo sólo en el año 878 cuando se habla en Barcelona de santa Eulalia en ocasión de la invención de la “tumba” de la Santa. Para demostrar su antigüedad, en el 878, se atribuía a su presunta antigüedad el hecho de que no se supiese cuando había sido construida; su descubrimiento había sido propiciado por la intervención celestial”.
[8] “Por el lado de Cataluña, para romper, en la concepción de su reconquista propiamente tal con la dependencia primera respecto de los francos y hacer que la imagen de su caudillo fundador coincida con el tipo general, se acude a representar el condado dominado totalmente de nuevo por los moros y recobrado por el conde Vifredo, sin ayuda alguna, construcción que se encuentra ya en los Gesta Comitum Barcinonensium y será recogido por la Pinatense”. p.183.
[9] “En el año 801 vuelve la ofensiva de los Francos y la Marca de España, que se encontraba bajo la influencia carolingia, se convierte en una provincia franca tras un siglo de ocupación mora. Los condes que residan en Barcelona de cualquier manera serán vasallos carolíngios. A partir de del año 874, Vilfredo el Velloso proclama una autonomía puede ser que más teórica que real pero aún pro francesa. Y cuatro años más tarde, -finaliza asociando estos hechos- se “descubre” en la capital de Cataluña la “tumba” de Santa Eulalia”. p.306.
[10] p.46.
[11] “El fenómeno religioso-social del desdoblamiento, en virtud del cual santos propios de una localidad o comarca aparecen como originarios y patronos de otra u otras distintas (el caso visigodo de Santa Eulalia de San Cucufate, por ejemplo), se generaliza ahora a múltiples comarcas con un sentido religioso, militar y nacional, al aparecer aquéllos como patronos de las victorias cristianas en su avance en ellas”.
[12]  “El patronalismo general, hispánico de Santiago, es en el fondo la manifestación más ilustre y en su más amplio sentido de este fenómeno de desdoblamiento religioso-nacional”.. p.97.
[13] p.340, 1998,
[14] “Alzamiento... de Pelayo en Asturias, a cuya imagen se van configurando los demás”, ya que “Indudablemente, es en tierra astur-leonesa donde se formula originariamente, de manera también más clara y completa, el ideal de Reconquista. Muy pronto y tal vez con independencia se expresa en Navarra. En Castilla y Cataluña su presencia, más tardía, tiene un carácter secundario o derivado”. pp.184 y 185.
[15] Jacinto Versaguer.
[16] p. 31, himno 9, ver Federico Lara Peinado, 1988.
[17] pp. 32 y 33, ver Federico Lara Peinado, 1988.
[18] p. 272. ver 
Texto tomado de mi libro Santa Eulalia de Mérida, la Grandeza de lo pequeño, Artes Gráficas Rejas, Badajoz 2004.