podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

martes, mayo 26, 2009

AUTOTESTIMONIO.


pues sabrás que en mis manos no hay callos aunque en ocasiones hasta haya sangrado al reventarse -claro que he de reconocer que hasta mis manos tienen mala memoria-; por ello cuando acaricio no hago daño y tú bien sabes que cuido  su tacto porque mis caricias originan sonrisas especialmente a quienes le faltan las más de las palabras o todas las palabras y sus significados.También sabes que yo sólo conquisto corazones vírgenes, esos que cuando reciben el oleaje del mar sienten sólo una consecuente y proporcionada inmensa frescura; o esos que cuando se les cae todo el paisaje se imaginan sus mil y aún más olores y sus millones exagerados de formas y sus enesimones de sonidos o sus tiritones imparables de colores.
Por tanto mírate bien tus manos; mis asperezas son más de ánimo interior que de cuerpo. 
Y esas asperezas no sobresalen fácilmente.
Especialmente cuando esas manos pueden escribir que una mujer es un corrusco del paraíso.

No hay comentarios: