podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

jueves, julio 30, 2009

LOS SANTOS DE MAIMONA O DOS ÁFRICAS EN HISPANIA...


De momento sin comentarios...

CUANDO CALIENTA EL SOL...

ways" allowfullscreen="true" width="425" height="344">

MÉRIDA Y EL PERÍODO PRERROMANO.


Comenta el Presidente de Foro Mérida que lo que no es interesante para el arqueólogo si lo es para el historiador -y conozco a arqueólogo que escarba como los gatos-; y pone el ejemplo de los escasos pero importantísimos restos orientalizantes aparecidos en la antigua fábrica de Carcesa.
Hace años escribía yo : "A partir, pues, del Calcolítico hemos de deducir que estos parajes (los alrededores de Calamonte) fueron utilizados como zona de pastoreo. Según Pavón Soldevila el territorio histórico de Calamonte se encontraría en el camino principal de este momento; al parecer la Ruta del Guadiana precedió a la Ruta de la Plata como eje articulador del espacio (bajoextremeño). Por ello lo encontrado es una muestra mínimamente representativa de lo que hubo de ser realmente este espacio".
Años después han aparecido restos de este tipo situados en la margen izquierda del Guadiana y, pásmense, frente por frente al castro prerromano que precedio a la Augusta Emerita en el Cerro del Calvario.
Y sin embargo no se les da importancia
Pero arqueológicamente estos restos carecen, dicen, de relevancia para su conservación dada, al parecer, su escasa entidad...
N.B. Habrá que promocionar, exigir o determinar un congreso de historiografía emeritense; el problema no es Bernabé Moreno de Vargas... y con todos sus defectos ya me gustaría que sus críticos fuesen tan consecuentes como él en sus errores - horrores en ellos-.

miércoles, julio 29, 2009

ESTOS ALCALDES DE MÉRIDA...


Antonio Vélez descubrió un buen día que Pedro Acedo alargó las distancias entre diversos puntos de Mérida- imagino que los propios suyos-; antés él había iniciado esta misma operación - y eran los míos (V.G. mi segunda hija ya no pudo coger el autobús en la puerta del Teatro Romano sino que hube de acompañarla a la puerta de salida de las piezas autopropulsadas del antiguo cuartel "Hernán Cortés-; Pedro Acedo, alcalde hiperantiaparcamientos vecinales -montó un aparcamiento de pago en el solar del cuartel antes citado e impidió el aparcamiento en la amplia calle de su acceso y hubo barriadas en que aumentó el acerado, es decir le dió, por atención a su apellido, por el acerado- ; y cuando Ángel Calle asumió su alcaldazgo no sólo eliminó los bolos antiaparcamamientos -su primera promesa incumplida-; antes el contrario los amplió en los aledaños de mi calle.
Ahora Ángel Calle quiere peatonalizar uno de los accesos a mi domiclio, el paseo de D. José Álvarez Sáenz de Buruaga...
Ángel Calle, ¿de mi calle ángel ?

N.B. Al final "los del centro" habremos de irnos al "políganon" o zonas aledañas; es lo que los fetofalangistas de F.E.T. y de las J.O.N. S. propusieron en la década de los años cuarenta - Pedro Mateos - y no somos parientes- estaba en contra de esto( y para quien quiera saber de mis maldades quehaga historiografía) .

ADDENDA. Quiero recordar que en el siglo XVII muchos emeritenses, según sus propias Ordenanzas, emigraron a las aldeas de Mérida para evitar los altos impuestos o sufrimientos que el Concejo imponía; de cualquier manera propongo que el impuesto de rodaje sufra una importante rebaja y se subvencionen las suelas de los zapatos.

sábado, julio 25, 2009

DESPEDIDA TRADICIONAL.


Yo creí que tu vida dependía tan sólo de mí; pero ya ves y comprobarás que no -tampoco de tí-.
Somos rectas paralelas y nuestro infinito siempre sucede a finales de julio... porque... o ¿por qué?

viernes, julio 24, 2009

LA SINAGOGA DE MÉRIDA O VUELTA DE LA BURRA AL TRIGO...


érase que se era una sinagoga y, que acaso presintiendo que muchos, muchísimos años más tarde, fuese ninguneada, el escribano le añadió enfatizando "que fue de los judíos"...
La sinagoga es la Sinagoga de Mérida y el documento es de 1498, diez años después de la expulsión de los judíos.
Pues bien ayer un arqueólogo del Instituto de Arqueología de Mérida, sin que nadie le diese pábulo, negó la existencia de la Sinagoga sobre la Ermita de Santa Catalina simplemente porque lo decía Bernabé Moreno de Vargas.
¡Viva la ignorancia¡
N.B. En Llerena , lo sé desde muy pequeño, la ermita de Santa Catalina, estaba situada sobre la sinagoga llerenense - LLerena también era territorio de la Orden de Santiago-.
Inmediatamente Pepe Caballero y yo mismo nos lanzamos a su yugular intelectual y le dijimos que esto no era cuestión de Moreno de Vargas sino de un escrito oficial de la Orden de Santiago; parece ser que estuvo a punto de negar la validez del documento pero se contuvo...
¿Por qué se soslaya la existencia documentada, aunque al parecer no arqueologizada, de esta sinagoga?
Lo paso a la cuenta de los fallos historiográficos emeritenses...


lunes, julio 20, 2009

SIGO VIVITO Y COLEANDO...


apenas si me muestro pero estoy y soy y continúo; y es que estoy ultimando un importante proyecto que me admitieron definitamente el viernes pasado y he de dedicarme casi de lleno a sus exigencias.

domingo, julio 05, 2009

DICHOSO AQUEL QUE DE PLEITOS ALEJADO...


Llevamos Jesús Vinagre y yo dos días, esperamos terminar hoy, dándole movimiento a las horcas, tanto a las rectas como a las curvadas; y es que hemos adquirido dos camiones de estiércol de caballo para abonar nuestras respectivas plantaciones.
Pero el estiércol tiene el peso añadido de numerosas piedras, algunas auténticos bloques; y si ellas no fuesen inconveniente menor nos encontramos con cuerdas que aún nos dificultan más el trabajo.
Pero como merezca la pena el esfuerzo dentro de poco será un buen recuerdo.
El abono de las tierras con estiércol es ya una práctica casi imposible; de aquí que estamos intentando ocultarlo a los ojos de los desaprensivos que siguen el antiguo refrán: "si los ladrones supieran el valor de estiércol no robarían otra cosa".
Y es que el estiércol se ha convertido en un bien tan preciado que cuando los gitanos portugueses levantan sus campamentos, hay hortelanos que van a recoger el estiércol que dejan - estos mismos cuando los ven amontonados en los campos solitarios también lo hurtan-.
Yo hace años observé una práctica práctica similar en Calamonte; cuando pasaban las mulas por mi calle alguna vecina salía a recoger los cagajones para echarlos en las macetas que crecían más lozanas.
No obstante hay que tener cuidado ya que si el estiércol no está hecho el alto calor que desprende quema las plantas.
¡Qué tiempos aquellos en que las plantas disponían de tierra de estercolera¡