podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

viernes, mayo 23, 2008

A LLERENA HAY QUE HABLARLE DE USTED...


Ando en tantas ocupaciones que en ocasiones anoto en la memoria algunos artículos que no puedo leer en el momento; pero como quiera que las anotaciones las dejo en la parte pre-alzeimer éstas se van perdiendo irremesiblemente; pero Nena me ha recordado hoy el asunto y he leído el artículo...
Es de un viajero a cuenta de un periódico, pero no del indeseable que viajó por la Alcarria -creo que estará trabajando en el infierno para devolverle lo que aún le debe a mi madre a consecuencia de la toma de Torremejía (se comenta que lo han puesto a apagar los fuegos del infierno a través de su especialidad "culinaria") -y el tal viajero, los del concurso de redacción de Coca-Cola lo hacían mejor, ha ido a Llerena, mi ciudad natal.
Y aunque soy emeritense de Llerena, por mi actual carta de ciudadanía según José Caballero Rodríguez -alguien fue muchísimo más allá al considerar mi emeritensismo...-; digo que me sobresaltan negativamente algunos dichos.
Por ejemplo cuando a Llerena le habla de tú: Llerena, un pueblo.
O cuando, siguiendo en su tuteo, contra toda información histórica, qué falta de respeto, dice de esta Ciudad que es
villa.
O sobrepasando el chinchorreo o el chascarrillo
afirma que También había un popular colegio para estudiantes díscolos.
Yo, que no era prototipo del mejor alumno granadino -tengo los peores recordes y especialmente el del aguante a los palmetazos (47 hasta que el bárbaro y canalla se dio cuenta de que no conseguería su propósito de hacerme llorar y de que me disponía a doblar la pierna derecha en ademán de... ) -, no fuí a él por díscolo -más de una preocupación, hasta de derecho canónico, se hubiese quitado el recordman de los palos de no haber yo estado allí-; la leyenda de los alumnos díscolos se fraguó con motivo de que un verano, acaso del curso 69/70, llegó como interno el hijo de un aristócrata sevillano...
Y no continúo, de momento.

No hay comentarios: