podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

domingo, mayo 25, 2008

YO ERA UN NIÑO...


yo era niño de andar en todas las direcciones -en una carrera hacia atrás en el Fernando Robina de Llerena la valla me catapultó en un giro de 180º (y es que miré por mi ojo traicionero)-.
Yo era niño que quería ser travieso pero por falta de espacio y de tiempo me sentía como un animal catatónico de antiguo zoo.
Yo era niño de alegrías contenidas (por si alguna desembocaba en alguna tragedia o en un llanto); y es que los malos momentos siempre me secedían cuando comía un pastel o daba un beso.
Yo era niño y disimulaba ser niño como queriendo dominar el futuro mirándolo de hombre a hombre, cara a cara y diciéndole que tuviese cuidado con sus asechanzas -y, en ocasiones, no me hubiese importado coger al futuro por el cuello y haberle dado de bofetadas, o, incluso, estrangularlo-.
Yo era un niño con calcetines negros... pero tenía un hermano con manchas blancas sobre su piel negra.
Y entre nuestras complicidades estaba la de hacernos felices.

No hay comentarios: