podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

martes, junio 03, 2008

TARDE DE HORTAL.


Como no sólo del espíritu se alimenta el hombre he ido esta tarde a mi hortal; pero no he disfrutado del silencio de la Naturaleza; he debido de emprenderla con las malas hierbas y la mula mecánica ha silenciado este bello y sonoro silencio; incluso el olor de la gasolina quemada apagaba el intenso olor de las acelgas florecidas; evidentemente utilizo mi mula artificial como desherbador evitando así los productos químicos.
Alguna vez recuerdo los animales cuando hacían faena en el campo y el perdido lenguaje de los agricultores o algunos nombres propios de los mulos; entre ellos, en Llerena, el más común era el de "navarro" -espero saber algún día por qué este nombre-.
"Arre mulo", "echa patráh mulo"; "sooo", "aaaarre", etc...
Terminada mi faena he puesto a funcionar los aspersores y su rítmico chasquido ha acompañado el canto intenso de los pájaros.
Ya he cogido varios calabacines pequeños, se ven algunos pepinos -intentaré entrar algunos en botellas- y también se ven tomates e incluso pimientos y flores de berengenas.
Pero hay muchas hierbas, muchas malas hierbas, demasiadas malas hierbas.

No hay comentarios: