podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

sábado, junio 07, 2008

HOLA



Si te fijas convenientemente este cuaderno se transforma a veces como en una dulcería algo empalagosa(...) aunque tal bien sabes que el azúcar me viene muy mal para la calidad y la cantidad de mi vida - si mal la boda y la mortaja del cielo baja-; pero no es nada malo ni inconveniente que personas recias, aunque tengamos el alma de carretero y los ejes desengrasados, sintamos el Complejo de Platero -Platero es suave...-; y es que, en realidad, el Complejo de Platero es como el antiguo Síndrome de la Mujer como Descanso del Guerrero en una versión no machista; todos necesitamos todos los días un fisio para el espíritu, para el alma o el ánimo (queramos o no, desde que nos echaron con caras destempladas del Paraíso, todos somos enfermos burbujas en un mundo sin burbrujas).
Y todo por hincarle el diente a una manzana...; desde entonces hasta un exceso de paraparaíso es mortal...
O Adán y Eva eran diabéticos insulinodependientes y murieron de un atracón de miel...

2 comentarios:

HOLA dijo...

Nunca he dicho que no a la ternura (incluso hasta empalagar, a mi me gusta). Digo que "no" a poner demasiado tienno el interior, que luego vienen y te lo pisan (por eso decía que era malo para el corazón, por lo menos para el mío). Y tú ten cuidado con tanto azucar, aunque la mejor manera de morir sea con un atracón de miel.

Antonio Mateos Martín de Rodrigo dijo...

no he sido nunca capaz de tomar mucha ni poca miel por razón de serme muy poco astrigente; yo prefería el calabacete -no sé si porque era una sustancia como crocanti pero al masticar sus trozos... una delicia-.