podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

miércoles, enero 14, 2009

NADA SE PIERDE, TODO SE TRANSFORMA...




por ejemplo yo en mí mismo. Yo creí haberme perdido y cuando ya creía que no iba encontrarme me encontré totalmente transformado...
Era pez y ave, hombre y gavilán, piedra y ala, yo y tú, tú y yo... nosotros: un cuento tradicional, una canción suave, una danza solar, mil y más borradores:

y cuál es tu palabra... Por tus fotografías sé que prefieres hablar con los ojos, en actitud de salto, como si tu mirada fuese un bello abanico

pues verás esto era que se era o que fuera o que será o que pudo ser o no debió de ser, fue o seré...
pues verás, pero cierra los ojos: ¿tú, de verdad, sabes quién soy?
No, evidentemente no sabes quién soy; nunca he visto que tus manos alcanzasen a tocar mis ojos.


y para contarte alguna historia que te introduzca plácidamente en el sueño como el cansancio no son necesarios personaje sólo necesito silbarte

yo trazo la vida con las manos y digo entonces que massí. yo esquematizo la vida en los huesos y dejo para luego que, como en el más inclemente de los desiertos, determinada agua

Yo entro en los cuentos no por los oídos sino con los pies; a la pata coja y con el fin de ocupar el menor espacio; eso sí, de vez en cuando hago más de un estropicio.

En cierta ocasión observé que en los cuentos había mucha curación: la Reina de la Psicología es La Bella Durmiente; tras estar desde antes de los tiempos de maricastaña tumbada en un diván psicoanalítico se levanta plenamente descansada ya plenamente curada; y vicios, también haberlos háylos en los cuentos, pues háyla que que respira blancura; es Blancanieves.

No hay comentarios: