podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

sábado, abril 19, 2008

ARQUEOLOGÍA DE LA INFANCIA.


Cuando con mi suegro y mi primo Vicente me dispuse a rehabilitar el huerto calamonteño de mi padre encontré numerosas sorpresas arqueológicas; la tierra me ofrecía numerosos vestigios humanos recientes como juguetes, cristales de todo tipo de botellas, frascos de medicamentos, tapones de "caseras", plásticos, etc.
Posteriormente pude comprobar que cualquier pieza que caía a tierra no desaparecía por lo que he podido recuperar numerosas piezas perdidas.
Y es que nada, incluso el tiempo, se pierde para toda la eternidad en la tierra.
O si no presta atención:
Cuatro esquinistas tiene mi cama,
cuatro angelitos
que me la guardan,
Lucas y Pedro, Juan y Mateo,
duérmete, niño, no tengas miedo.

Virgen santa,
Virgen pura.
Pídele a Dios
que me aprueben
esta asignatura.

Una yegüita mora
con un lacito en la cola.
(La aguja).

Si tu gusto gustara del gusto
que gusta mi gusto tu gusto
gustaría del gusto
que gusta mi gusto
pero como tu gusto
no gusta del gusto
que gusta mi gusto
tu gusto no gusta del gusto
que gusta mi gusto.

Niña bonita,
flor de manzana,
la cara bonita,
las zancas de rana.

Echa la burra en el barbecho;
la eché pero no la encontré,

San José era carpintero;
y la Virgen lavandera,
y el Niño bajó del Cielo
en una noche lunera.

Al corro de la patata,
comeremos ensalada,
lo que comen los señores,
naranjitas y limones.
Achupé, achupé,
sentadita me quedé.

Este era un Rey
que tenía tres hijas,
las metió en tres botijas
y las tapó con pez.
¿Quieres que te lo cuente otra vez...?

Cuentan los que lo vieron,
yo no estaba,
pero me dijeron que...

y fueron felices,
comieron perdices
y a mí me dieron en las narices...

No hay comentarios: