podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

miércoles, abril 30, 2008

Y EN MI HISTORIA.


en mi historia no había batallas ni tiradores ni un alma arrojadiza; en mi historia había muchos papeles escritos con palabras hasta en el reverso de aquellas mismas palabras; en mi historia hasta había números y mucho interés por comprenderlos; en mi historia había días y noches, lluvias y nieve, muchos susurros y aún más silencios; en ocasiones en mi historia había frío y no hambre pero sí falta de apetito -mi país estaba en vías de desarrollo y era una enorme suerte haber nacido en un país católico (sin embargo los niños de los paises protestantes vivían tan mejor que hasta se hartaron y cuando crecieron les dio por suicidarse: Suecia, Infierno y Paraíso [cosas del hartazgo o del pleno desarrollo])-.
En mi historia había lápices alpino de colores y gomas milán y cola arábiga y uno que salía en la tele que decía "españoles todos" y que no decía "que estáis en todas partes" porque entre exiliados y emigrantes más de media España estaba fuera -también Dios estaba en todas partes aunque luego creo que Yupanqui dijo que si tal señor estuvo por allí él no lo vio (más luego hasta una de sus más conspicuas y genuinas representantes en la tierra dicen que se planteó la misma idea cuando calcutaba la miseria que sufrían sus hermanos...) -.
En mi historia cayeron muchas y buenas semillas pero yo ya había apelmazado todos mis poros -quiero decir todos mis átomos- .
Y si he crecido algo todo ha sido porque en mi historia se han escrito muchas leyendas...
Y aunque no pasé ni de puntillas ni como sobre ascuas por mi historia, ésta, en las más de las ocasiones, se ha hecho sin mí porque, sin yo saberlo, era alérgico por la naturaleza de mi sangre a más de un impuesto, a más de una mentira, a más de un agobio, a más de una estupidez, a más de un engaño...

JOSÉ LUÍS PERALES: Dime:

No hay comentarios: