podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

domingo, abril 27, 2008

TRATADO INICIAL DEL CIELO O LA ENORME SERIEDAD DE UN GRAN JARDÍN DE INFANCIA, II.


DISCURSO DE LAS EXPECTATIVAS CELESTIALES DE EULALIA (Santa Eulalia de Mérida).

- Mas cuando llegue al trono

del Padre, tú verás, querida madre,

cómo le quito el triángulo tan serio

y le pongo corona

de adelfas del río Anas.

Y jugaremos todos a tres en

raya y también al aro, -¿te imaginas

a Dios jugando

de gallinita ciega

o al pincho

o saltando a la comba?-.

(Y para merendar, prepararemos

una gran rebanada

con dulce de membrillo o de

aceite y azúcar

- que en el cielo los dientes no se pican-).

Pues sí, madre, en el cielo

jugaré mucho yo con Dios

porque Dios además

es un niño chiquito

muy alegre y juguetón

al que le gusta mucho jugar al

escondite -y a mi mucho, mucho más

al cogido, querida madre-.

No hay comentarios: