podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

domingo, marzo 30, 2008

MISCELÁNEA DE VERSOS NAUFRAGADOS.

Desde el cuerpo del hombre
hasta la voz de Dios.
Desde el gusano antiguo
a la estrella futura.


(La mañana es oscura
y nunca sueña en nadie).


(Y tú no podrás verlo haciendo
veleros en el río de ninguna
lluvia en ninguna infancia).


(Eres un niño
indefenso ante
la maldad de la Historia).


Acaso,
tu mano
alcance sólo
a tocarle a
Dios su palabra.


- Gracias, pero no es tal
el peso de las piedras.


VISIÓN ESQUIZOFRÉNICA.
Los colores huelen blanquinegro.
- mi rostro es de madera.
- dos y dos son yo.
- lo aseguro con la lógica cierta.


Con gotas de papel
y lenguas de....
quiso hacer un velero
que llevase los sueños....


Tiempo para mentir, para que el sol
sea un astro....


Agua de mar
con pedestal de sal-hierro.
la costumbre es fría,
el alba apenas brisa.


- No te desnudes.
- Era luna plena.


- Algún verso amarga la boca.


- Preguntó por la brisa
y acudió un nombre.


- Dormía a ráfagas
oscuras.


Y en aquella alborada
eran los pájaros
niños de chocolate
y peponas de paz
y rosas.


Se llama viento de agua
y por el corazón
llega verde esperanza.


Al mar le llama amor
y en sus olas descansa.


Si como vientre fértil
trigo vivo de plata....

JOSÉ AUGUSTO: Candilejas



CECILIA: Andar


Y TÚ FUERES Y YO FUERE...


y tú fueres el mar y los peces fueren las estrellas y el agua fueren tus sentimientos;
luego yo entonces fuere dentro.
[O conversión de lo plural a lo singular]

LAREDO: El último guateque.


A YERBA...


a yerba y a rocío de yerba,
a yerba y a noche de yerba,
a yerba y a flor de yerba,
a yerba y a yerba;
a yerba y a luz de yerba,
a yerba y a roce de yerba,
a yerba y a yerba yerba,
a yerba y a yerba;
a yerba tú y a yerba yo.
Nosotros yerbamos,
vosotros yerbáis,
ellos yerban...

A YERBA...


En algún libro de lingüística leí que los esquimales tienen casi cientos de palabras para designar las nieves.
O lo que es lo mismo las nieves, como si fuesen continuadoras de la filosofía de Heráclito, no siempre son las mismas.
Ocurre lo mismo con las yerbas; éstas además de ser diferentes según la ciencia y el vulgo -sin embargo por sus nombres no las conoceréis a todas- tienen colores, sabores, tactos y efectos secundarios que no siempre son los mismos.
Por ejemplo la ortiga, que es una planta bonita, cuando madura transforma su prestancia en algo feo y repugnante - y eso sin que exhale mal olor-, es decir alcanza el grado de berriondez.

MARISOL: Tu nombre me sabe a yerba

CONCHITA VELASCO: Chica ye- ye


sábado, marzo 29, 2008

CANTO A LA ESPERANZA.


Hoy has de sonreir porque las nubes
dejan caer la lluvia
y porque todavía quedan flores
en los jardines

MIGUEL RÍOS. Himno de la alegría.





SANTA JUANA DE ARCO, SAINTE JEANNE D´ARC; SANTA EULALIA DE MÉRIDA, SAINTE EULALIE DE MÉRIDA.

Sí, todo cambia pero la esencia permanece y se manifiesta... a la inversa...
Los francos no tenían una mártir auténtica que echarse al altar y tomaron por primera patrona a Santa Eulalia de Mérida.
Sí, antes que a Santa Juana de Arco...
El "milagroso" fín del arrianismo, y el consecuente principio de Francia, según las crónicas fue obra del duque Claudio, emeritense; de sus trescientos soldados, todos emeritenses, y de santa Eulalia de Mérida, además de universal, emeritense.
Siglos después, aunque con siglos de retraso respecto de Mérida, los franceses introdujeron de forma alternativa y dominante en las Españas el culto de la Virgen María y de Santiago Apóstol, en detrimento del culto de Santa Eulalia.

OMD: Maid of Orleans (The Waltz Joan of Arc)


JUECES FUERA...


Hace unos días dije aquí que yo renunciaba al Cielo si algún juez entraba en él; tras la "juzgada" de Mari Luz creo que los jueces no merecen ni el infierno: de la comedia -Pacheco dijo que la Justicia era un cachondeo- la Justicia ha pasado a la tragedia.
Y ahora se discute si los perros eran alanos o podencos.

YA SOY UN TROCITO DE ORO.

Mi Instituto, el Santa Eulalia de Mérida, va recibir la Medalla de Oro de Mérida; consecuentemente aunque mi dentadura no posee ninguna pieza dental de oro mi espíritu ya tiene algo de una onza de oro.
Autoenhorabuena.
Pero los que según mi particular manera de interpretar la Historia merecen no una medalla de oro sino una gran participación en las minas del rey Salomón son: Jesús Antonio Serrano Garijo, Alicia Álvarez de Sotomayor y Loro, y el Señor Lorenzo.
P.S. Hace poco que recuperé en mi cuerpo el único oro que me han legado mis padres: una medalla de Santa Lucía; yo tenía trece años y un oculista, en mi presencia, aventuró que me quedaría ciego en seis meses.
El joío tenía buena vista.

ORÍGENES DE Áστερε

Llerena 16 de marzo de 1971.

Era una hoja cuadriculada de cuaderno de argollas y de color amarillo; y en transcripción apaisada escribía varios poemas titulados "Poesías ligeras" y se las enviaba a mi amiga Lupe Vázquez Roncero.
Una de ellas comenzaba tal como
SUEÑO

POSESIONES...



AGUA VIVA: Luna


AGUA VIVA: Qué cantan los poetas.

FUERA DEL OVILLO.


Es mucho lo perdido en esta larga lucha.
No sé si en otro tiempo era distinto.
Concha Lagos en GÓTICO FLORIDO.

Te aproximan al mundo
para ponerte a andar
para ser caminado.

Miras tu ropa
y tu vestido es una cárcel.
Gritas al mundo y tu
grito es el ataúd.
Y sientes la esperanza
y la esperanza
te convierte a la muerte.
Robot prehistórico,
máquina ensangrentada
con grasa humanizada.
-¿Qué argumento presentas
para la próxima
película:
un anciano en estado
infantil o
un joven senectud?
Máquina, máquina; máquina, máquina;
maquinaciones
para que el hombre nunca exista.
Valladolid 10 de diciembre de 1976.

RAREZAS DE LOS PECES.







jueves, marzo 27, 2008

JUAN LUÍS GUERRA: Estrellitas y duendes


LA PLANCHA NO EXISTE EN LA NATURALEZA ( A CERCA DE LA FRACTUALIDAD).

Lo bueno de no saber dibujar te lleva a la geometrización de la vida; curiosa alternativa artística para un discípulo y apóstol de la Fractualidad; y es que si la arruga algún día fue bella en el vestir en la Naturaleza siempre está de moda: la Plancha no existe en la Naturaleza.








trazados del autor.

CULTURA FUTURA EN MÉRIDA.

Días atrás, a través de Ceferino López, me llegaba la invitación para participar en una nueva oleada artística en Mérida de la que te hago partícipe:




Si vives en Mérida en poco tiempo vas a tener la oportunidad de disfrutar de un espacio cultural con el que vas a alucinar.

Un grupo de amigos hemos creado la Asociación Cultura Futura desde la que pretendemos organizar cositas culturales (exposiciones, conciertos, charlas, talleres, etc.) para el goce de todos.

Queremos aportar nuestro granito al proceso de recuperación que esta ciudad merece apostando por hacer las cosas con otros matices.

De entrada el espacio físico te va a sorprender, nuestro centro de acción estará en una antigua construcción rural (la de las fotos), con una ubicación excepcional.

Si deseas contactar o inscribirte échale un vistazo a nuestra web:

www.culturafutura.es



TACTO ANIMAL.(Memorias de infancia).


siempre miré con recelo los gallos y las gallinas; también las palomas...
Y hasta con recelo gastronómico los miré, junto con los conejos, si estaban criados en casa, salvo los cerdos.
Las plumas de las palomas tenían un nada asqueroso tacto; parecía seda dura, cerosa y volumétrica -también estábamos familiarizados con ellas ya que las utilizábamos para mil juegos, entre otros hacer de indios-; pero el tacto de las gallinas se introducía entre las plumas y hasta llegar a sujetarla tus manos desaparecían envueltas en sensaciones de suciedad y desasosiego; y no la cogías boca abajo porque al fín y al cabo era aún más horroroso cogerlas por las patas, éstas más hechas por la Naturaleza, creías, para una película de terror; y verlas morir desngrándose sobre un plato era a ún más desgradable.
Y recordar que algún día fueron pollitos pintados de colores a los que para hacer entrar en calor se les echaba en el pico pimienta en grano y se les hacía dormir dentro de casa en una caja...
El tacto de los conejos sí me gustaba y acostumbraba, como a los gatos, acariciarlos; por razón de su estancia en las jaulas su piel era más suave y limpia, incluso la barriguera, que ya tenía especial cuidado mi padre, a través de curiosos artilugios,para que no se manchasen; pero si su tacto era suave aún más suave y rico era el olor singular y distintivo que salía de la camada recién nacida al abrir la compuerta superior de la conejera.Otro tacto muy agradable era el de los cerdos que contrastaba con su fuerte olor e, incluso, desgradable hedor -cuando por enfermedad de mi padre hube de limpiarlos me echaba colonia entre la nariz y el labio superior para evitar el vómito-; y lo mismo sucedía en la sensación táctil al pasarle la mano por el lomo o por la barriguera; éste era un truco de mi padre para que se tumbase y le dejase limpiar en seguridad la zahurda que, para mejor acomodo, tenía, en exclusiva, hechuras en superficie y volumen de cuadra y que disponía de suelo de madera, techo de teja árabe y patio con sombra de parra para el verano.
Y queda el tacto de los gatos; el más curioso era el de su lengua punteada y recia lamiéndote las manos -niño, lávate inmediatamente las manos y deja al gato-; o el de su cabeza presionándote las piernas mientras describía un ocho a tu alrededor; o el de sus uñas que, sin querer, te las clavaba en ocasión de convertirle en un saltimbanqui - mis gatos, debido a mis ocurrencias y juegos, tenían hasta ocho vidas, al menos-.

Los perros no tenían tacto; incluso yo los hubiese borrado de la madre naturaleza pues me infundían más pavor que los gallos americanos, esos presuntuosos y agresivos bichos más pequeños que una pulga.

Y el tacto de una rana, y el tacto de un cernícalo, y el tacto de un tritón, y el tacto de una libélula, y el tacto de una tortuga, y el tacto de una avispa, y el tacto de una abeja, y el tacto de un pez, y el tacto de una salamanquesa, y el tacto de una mariposa, y el tacto de una culebra, y el tacto de una santateresita, y el tacto...

Tanto tacto entonces y ahora con ellos tan pocos tactos...