podrán

podrán cortar todas las flores;

siempre habrá un hombre semilla.

a 1 ?

jueves, abril 26, 2007

JUAN MIGUEL FERNÁNDEZ SÁNCHEZ HA PUBLICADO "Los canteros Lieves y Maeda".


Un libro, como la mayor palabra que es, además de sus correspondientes denotaciones porta sus correspondientes connotaciones.
El libro, Los Canteros Lieves y Maeda en la Baja Extremadura -Aportes Documentales-, de Juan Miguel Fernández Sánchez es buena prueba.
Juan Miguel ha escrito una obra en la que se ven expresa y nítidamente el cincel y el martillo o el compás y la escuadra de los maestros de traza y canteros que diseñaron o labraron las piedras de la Extremadura del Sur; pero, además, Fernández Sánchez evidencia otra constante vital de la Historia de Extremadura sino la de toda la España: el Norte también como origen, casi desconocido o por reconocer, de los hombres del Sur y de su cultura -y vida-.
Y es que el comparativismo Norte-Sur apenas si ha ido más allá de Sáinz de Hoyo por imposición, por más lustre, de nuestros orígenes judíos y árabes, acaso para acallar la deportación en masa de los hispanomusulmanes durante la Reconquista y de los judíos tras su consumación.
Día habrá que los orígenes norteños- y no sólo guerreros que son los que se han impuesto en la literatura histórica- alcancen interés historiográfico; entretanto he aquí un sincero puente.
También aporta mi amigo Juan Miguel otra evidencia: que sobre la Extremadura dividida en mil y una circunscripciones jurisdiccionales el Arte, además de la Inquisición, se imponía como hecho universal; los maestros canteros de Juan Miguel Fernández disponían y picaban la piedra tanto para la Orden de Santiago como para la Casa de Feria. Y documentar y expresar este hecho es de relevancia historiográfica extraordinaria por cuanto personaliza y explica la unidad constructiva de la Baja Extremadura a la que por mor de contigüedad se le ha implicado como aculturada por Andalucía.
Enhorabuena y felicidades, Juan Miguel.